Web móvil y el desarrollo de aplicaciones nativas

Cientos de desarrolladores viven entregados a la construcción de aplicaciones nativas, uno de los grandes atractivos de los dispositivos móviles. Se instalan fácilmente y nos prestan servicios exclusivos que aumentan el valor de nuestro terminal.

Desde que comenzaran a liberarse los kits de desarrollo (SDK) de cada sistema, y en contra de algunos pronósticos, empresas de diferentes sectores han optado por facilitar la descarga de una aplicación propia, engrosando así el listado de las App Store de compañías como Apple, Nokia Microsoft o Blackberry.

Como era de esperar los primeros que han rentabilizado su aplicación móvil han sido los productos y servicios web 2.0 más demandados por los usuarios, especialmente aquellos relacionados con el microblogging. Tanto es así que, en algunos casos, el principal atractivo suele ser la máxima compatibilidad con tales aplicaciones.

Nokia N97

Además de la liberación de código, herramientas o documentación para el desarrollo, los más de dos mil millones de aplicaciones descargadas en tiendas como la de Apple tienen sentido en la confluencia de diversos factores, algunos de los cuales podrían ser el aumento en la venta de smartphones o la creación de pseudo-tarifas planas por parte de las operadoras.

Sin embargo, el camino que se ha tomado empieza a ser cuestionado por algunos grandes desarrolladores como Joe Hewitt. Se sienten atrapados por los grandes monopolios de distribución. No hay duda que las grandes compañías son las que soportan el negocio y facilitan el beneficio mutuo pero también están llevando el agua al propio molino en la evolución del móvil.

El creador de Firebug o de la aplicación de Facebook para iPhone, y uno de los máximos exponentes del desarrollo de aplicaciones nativas, lanza su particular reflexión en su post On middle men y reconoce un futuro basado en ecosistemas de software creados y controlados por gatekeepers:

I do not wish to fight any mobile device makers who want to create a software ecosystem and act as the gatekeepers for that ecosystem. What I do want to fight for is the viability of the mobile web. Developers are rushing to create native apps, meanwhile letting their mobile web apps atrophy (I have certainly been guilty of that myself). Web technology is still relatively weak, and improving slowly.

No hay web móvil y me tranquilizaría saber que no la hay porque se está trabajando en otras alternativas (al fin y al cabo no todas las páginas necesitan una versión móvil).

Pero tal y como se interpreta de las palabras de Joe Hewitt, tampoco una aplicación nativa sustituye a un desarrollo web móvil ni puede convertirse en el centro de interés de toda la comunidad. Sería limitar nuestras capacidades en favor del control y la toma de decisiones de unos pocos.

In short, the mobile web needs better tools, better standards, and better browsers, and it needs them fast, before the only technologies that matter are the ones controlled by the gatekeepers.

Una respuesta a “Web móvil y el desarrollo de aplicaciones nativas”

Los comentarios están cerrados.