Inicio » Vivir con la complejidad

Vivir con la complejidad

En numerosas ocasiones he referenciado a Donald Norman y sus fantásticas publicaciones. Me gustan sus ideas, sus reflexiones y no hace más que ilustrarnos en aquellos campos de estudio que el mismo originó y que, con el tiempo, han supuesto cambios revolucionarios en nuestra manera de enfocar el diseño.

Ahora que ha decidido retirarse de la docencia, su producción literaria ha comenzado a ser mucho más fructífera. Su próximo libro, Living with Complexity estará a la venta en septiembre de 2010 aunque, hasta entonces, ya ha puesto a nuestra disposición un primer capítulo que apunta muy alto: Living With Complexity (PDF 385kb).

Se adentra, como bien dice, en la exploración de la naturaleza de la complejidad, un terreno difícil, farragoso. Su primer paso es la aclaración de conceptos (complejo, complicado, confuso, comprensible, incomprensible…).

Visual Complexity
Imagen: misterbisson

Tal cantidad de términos no hacen más que confirmar «lo complicado» que puede llegar a ser definir la complejidad. Pero Norman lo hace con tanta elegancia que la lectura se vuelve amena, divertida y muy auténtica.

Afirma con rotundidad (ya lo había hecho en anteriores escritos) que la naturaleza es compleja, somos complejos y nos gusta la complejidad. En consecuencia, debemos saber que es deseable, predecible e inevitablemente complejo y aprender su lógica subyacente haciendo de ello algo inteligible.

El problema es cuando la complejidad es aleatoria y arbitraria. Entonces todo se vuelve confuso y genera frustración.

Este primer capítulo de Norman contiene reflexiones muy cercanas al enfoque sistémico. Asume que el todo es mucho más que sus partes y que la complejidad es entendida cuando puede ser descrita por un observador con todas sus bondades y defectos.

En esta línea creo que es justo recordar el trabajo de Mario Tarride: Complejidad y sistemas complejos (PDF, 2,2 Mb). Ahí se pueden encontrar más explicaciones, cercanas en algunos casos a los razonamientos de Don Norman.

2 comentarios en «Vivir con la complejidad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *