Texto 2.0 y Eyetracking

Ralf Biedert y sus colegas del German Research Center for Artificial Intelligence (DFKI) mostraban hace unos meses este vídeo donde exponían Text 2.0 y, a la vez, lanzaban la gran pregunta que vertebra este proyecto: ¿qué pasaría si tu libro supiera dónde estás mirando?.

La cuestión abre un inmenso campo de posibilidades y nos invita a mejorar la experiencia de lectura haciendo que nuestro comportamiento visual se convierta en la mejor forma de interacción con una interfaz.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8QocWsWd7fc[/youtube]

Para estos investigadores, el eyetracking como dispositivo de entrada podría tener una aplicación práctica en la lectura. Las palabras, las frases o ciertos nombres podrían provocar la aparición de imágenes, notas, aclaraciones o, incluso, efectos de sonido o animaciones. Imagínate que estás leyendo la parte de una novela localizada en un puerto y, en el momento en que se describe la escena, se reprodujera el sonido ambiente de dicho lugar.

Todo esto no sería una gran novedad si no fuera porque tu mirada o tus fijaciones serían las que provocasen la ejecución de esas informaciones multimedia complementarias a la lectura. En DFKI lo llaman eyebook.

Con cierto escepticismo pero también sorprendidos por la idea, CrunchGear planteaba dos dudas inmediatas al proyecto Text 2.0:

I’m also concerned about the level of precision necessary. This thing has to be able to tell whether I’m looking at the last letter of a sentence or the asterisk above it; that’s probably more than you can ask of a pair of tiny bezel cameras with fixed-focus lenses. The technology they’re using to develop Text 2.0 costs upwards of $10,000 — of course, that could come down or the software be ported to more cost-effective hardware, but can it really do what it says it can do and still be affordable?

Es evidente que hay muchos cabos sin atar. Como veíamos en este último párrafo, la precisión o el coste podrían ser dos buenos ejemplos. Pero a estos hay que sumar otros más complejos como la adaptación a todas las personas con independencia de sus limitaciones, dificultades o trastornos de lectura (pronunciación, comprensión, identificación, velocidad…).

Aun así la pregunta es : ¿por qué ahora cobra importancia el eyetracking cuando hace años que sabíamos de su utilidad?

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=LzyPMP6Jl_c[/youtube]

Puede que en breve encontremos la respuesta en el iPad, las patentes compradas hace unos años por Apple (que ya hablaban del comportamiento visual del usuario) o sus inversiones en la tecnología de movimiento ocular.