Rosa María Calaf y los premios Cirilo Rodríguez

Ayer tuve ocasión de asistir a la presentación del documental “Los Cronistas del Planeta”. Se trata de un trabajo que conmemora los 25 años del Premio de periodismo «Cirilo Rodríguez» para corresponsales o enviados especiales de medios españoles en el extranjero.

Este documental fue presentado por la Asociación de la Prensa de Segovia el pasado día 11 de marzo en el Ayuntamiento de esta ciudad. Nosotros tuvimos el privilegio de verlo en Salamanca dos días después del preestreno, junto a tres protagonistas excepcionales: Alfredo Matesanz, presidente de la Asociación de la Prensa de Segovia, Rosa María Calaf, premio Cirilo 2007 y Pilar Bernal, reportera internacional de Informativos Telecinco.

Afredo Matesanz, Rosa María Calaf y Pilar Bernal

El resultado es magnífico y recoge las declaraciones de todos los premiados. Manu Leguineche, Felipe Sahagún, Ramón Lobo, Vicente Romero, Ángela Rodicio, Fran Sevilla… Una larga lista de grandes periodistas con vocación de los que hemos aprendido mucho y que «nos han acercado realidades lejanas» que de otra manera hubieran quedado olvidadas.

No se trata de un homenaje o biografía del periodista segoviano Cirilo Rodríguez, pionero de esta difícil profesión, aunque su trabajo es recordado en las primeras imágenes del documental, con su voz narrando la llegada del hombre a la Luna o emitiendo la crónica desde la ciudad de Nueva York, donde ejerció como corresponsal.

Cirilo Rodríguez desde Nueva York

Son personas que se les concede dos minutos escasos, para narrar los hechos o hacer una crónica fugaz, en informativos dedicados casi exclusivamente a facilitar noticias de sucesos y de deportes. Noticias de desastres que muchas veces quedan en pura anécdota y que un corresponsal vive o sobrevive las 24 horas del día.

Sin embargo, todos ellos afirman que no quieren ser protagonistas. Simplemente luchan por obtener las condiciones mínimas e indispensables para hacer su trabajo. Un trabajo voluntario que no busca el morbo o la espectacularidad y que los convierte en testigos y cronistas de hechos históricos pero no por ello en protagonistas de la noticia.

Rosa María Calaf, corresponsal para TVE hasta el pasado 31 de enero de 2009 (es una de las afectadas del plan de prejubilación de la corporación) nos contó con pasión su dilatada experiencia y anécdotas de una profesión que le ha llevado por los rincones más desconocidos del mundo.

Ahora, cargada de citas con asociaciones, organizaciones e instituciones que reclaman su presencia en numerosos actos y eventos, sueña con viajar hasta Australia y conocer estas tierras con la misma pasión que antes pero con menos prisas.

Todos nos preguntamos porque nuestra televisión pública prescinde tan alegremente de una gran profesional de la que tanto tenemos que aprender.

Una respuesta a “Rosa María Calaf y los premios Cirilo Rodríguez”

  1. Me ha encantado el articuló,y estoy totalmente de acuerdo contigo,Rosa María Calaf es una gran profesional.Sus crónicas eran muy especiales.Tenian su impronta.Saludos.

Los comentarios están cerrados.