Inicio » Reflexiones sobre TownSquare, el proyecto social de Microsoft

Reflexiones sobre TownSquare, el proyecto social de Microsoft

Desde que Microsoft anunciara, en el último trimestre del 2007, la compra de un 1,6% de las acciones de Facebook y ampliara el contrato hasta el 2011 para ser el proveedor exclusivo de soportes publicitarios, las dudas sobre el movimiento de la empresa de Bill Gates en el mundo de las redes sociales ha ido creciendo. Parecía que esta operación se convertiría en el salto perfecto para decantarse por una plataforma y ofrecer así alianzas estratégicas que le permitieran crecer y posicionarse frente a sus principales competidores. Pero aparentemente no es el único movimiento que se pretende hacer.

El pasado 12 de junio, Chris Pratley y Nelle Steele, del Microsoft Office Labs, en el Enterprise 2.0 Conference de Boston, confirmaron el trabajo que llevaban desarrollando desde principios de año con TownSquare, un prototipo de red social interna que han estado utilizando con los empleados de Microsoft.

captura de Townsquare vía computerworld.com

La única captura que se ha ofrecido de esta plataforma permite adivinar enormes semejanzas con la interfaz de Facebook y las funciones que se han integrado están centradas en testear los intereses y las necesidades de un empleado de una gran empresa, potenciando así la comunicación interna dentro de la misma.

De las 8.000 personas que han participado en esta iniciativa aproximadamente 700 hacen un uso constante de la herramienta y han evidenciado la ventaja que supone la creación y edición de documentos compartidos así como la constante conexión que se produce en un contexto social con las personas con las que trabajan. Desde TownSquare los empleados pueden recibir notificaciones cuando se modifica un documento, personalizar sus feeds o saber quién está recibiendo información de ellos.

Chris Pratley advertía que se está trabajando en el estudio de las ventajas e inconvenientes de una tecnología y no en las de un producto. Pero este secretismo y la extensión del testeo a clientes hacen sospechar que Microsoft maquina una estrategia para entrar en el campo de batalla de las redes sociales. Sería absurdo que no fuera así pero porqué no decirlo abiertamente.

El problema es que hoy los cambios son notables y los usuarios muestran mayor transparencia y autenticidad en sus relaciones y contactos online. Los niveles de interacción que se producen en las redes sociales son una gran oportunidad para los anunciantes, aunque todavía no exista un modelo claro y convincente. Pero el sistema o la estrategia que se desarrolle debe ser tan auténtica y transparente como los propios usuarios.

A esto hay que sumar los avances que está haciendo Facebook y otras redes sociales en cuanto al desarrollo de aplicaciones de fuente abierta. Se abren las puertas a desarrolladores externos y se comienza a trabajar en una misma línea. Incluso en plena efervescencia de compras y fusiones Yahoo!, Google y MySpace se resguardan del temporal bajo un mismo paraguas llamado Open Social Foundation. Todos muestran su cara más amable y simpática mientras Microsoft se sigue aferrando al desarrollo propio, interno y oculto que en algunos casos es tachado de irresponsable e irrespetuoso con la filosofía Open Source.

cartoon from www.weblogcartoons.com

La opción más inteligente sería encontrarnos dentro de un año con un Windows 7 tremendamente remozado que, distanciándose de los errores cometidos con el Windows Vista, lograse una conexión constante y automática con cualquier servicio o producto online, simplifique las tareas dentro del sistema o potencie de una vez por todas la auténtica y más transparente experiencia de usuario (Antonio Ortiz en Error500 nos descubría a principios de año algunas de estas nuevas y supuestas exquisiteces que se suman a la ya conocida interfaz multitouch). Quizás entonces podamos creernos que hay cierta transparencia y autenticidad detrás de Microsoft.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *