Inicio » Redundancia (en el diseño web)

Redundancia (en el diseño web)

La redundancia es un recurso muy útil en el diseño web pero requiere de un análisis profundo para que se produzca adecuadamente.

La «densidad aceptable» de información y de elementos visibles en una interfaz está sujeto a numerosas variables y a un equilibrio entre cantidad y complejidad. Esto deriva en una mayor capacidad del usuario de percibir, entender e interpretar los mensajes y procesos que intentamos transmitirles.

Con la redundancia aumentamos las posibilidades, prevenimos y reducimos errores, logramos una mayor fiabilidad del sistema. Pero una mala redundancia puede evitar la comprensión, generar malas interpretaciones, ruido innecesario o desorientación.

redundancia

La idea es añadir elementos en la interfaz que, con igual o diferente apariencia,  tengan el mismo objetivo, la misma funcionalidad o faciliten la misma información, logrando así la adecuación y ajuste del sistema y una mejora de la experiencia de uso adaptada a diversos comportamientos del usuario.

Hace años Jesús Carreras nos hablaba en Alzado del papel de la redundancia en el diseño de interacción e identificaba dos tipos de redundancia:

Redundancia total: aquella situación redundante en la cual se repite tanto la funcionalidad en si (aquello que me permite hacer el sistema), como los elementos de interacción (elementos que me permiten ejecutar la funcionalidad).

Redundancia funcional: aquella situación redundante en la cual únicamente se repite la funcionalidad, cambiando en alguna media los elementos que me permiten ejecutarla.

Steven Bradley ha recuperado este tema escasamente tratado con un artículo en Van SEO Design titulado Thoughts About Redundancy In Web Design. Igualmente propone una clasificación de redundancias (diversa, homogénea, activa, pasiva).

Tengo mis dudas sobre esta segunda clasificación porque unifica demasiados criterios y entremezcla aspectos diversos del diseño web.

Sobre la redundancia me surgen muchas dudas. Además es un concepto que ofrece connotaciones negativas o positivas dependiendo del campo de estudio desde el que sea tratado, pues puede ser tomado como un exceso innecesario o como una virtud. No hay más que acudir a la definición del concepto:

1. f. Sobra o demasiada abundancia de cualquier cosa o en cualquier línea.

2. f. Repetición o uso excesivo de una palabra o concepto.

3. f. Cierta repetición de la información contenida en un mensaje, que permite, a pesar de la pérdida de una parte de este, reconstruir su contenido.

Encontramos ejemplos de buena redundancia en los últimos cambios en Gmail.

gmail

El nuevo texto «Correo» incorpora la funcionalidad de «Recibidos» y además permite el despliegue y ocultación del nuevo menú de acceso a «Contactos» y «Tareas».

Si alguien conoce algún estudio, publicación, artículo… sobre este tema, estaría bien que me pasara la referencia. Se lo agradecería con redundancia.

2 comentarios en «Redundancia (en el diseño web)»

  1. Pingback: Tweets that mention Redundancia (en el diseño web) | sortega -- Topsy.com

  2. Interesante tema para reflexionar. En lo personal utilizo bastante la redundancia en el HOME de los sitios web (barra de navegacion completa + preview de las secciones mas importantes) y lo evito en las paginas internas, donde busco simplicidad y poner el foco en el contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *