Inicio » Privacidad e intimidad de un blogger

Privacidad e intimidad de un blogger

Con el título Transparency benefits us all, even when it hurts, el periodista americano Jeff Jarvis escribía nuevamente en The Guardian sobre el cáncer de próstata que, recientemente, le ha sido diagnosticado.

Jarvis aporta nuevas reflexiones a su decisión de hacer pública su enfermedad y narrar la evolución de la misma desde su blog.

Desgraciadamente, su popularidad (es autor del libro What Would Google Do? y, entre otras cosas, ha sido columnista en diferentes medios de comunicación) se ha visto ligeramente desplazada hacia un tema que nos invita a reflexionar sobre los límites y el grado de «transparencia» de un blogger ante una experiencia personal.

No es fácil y, ante una decisión así, es lógico que la preocupación del periodista esté, no tanto en los aspectos relativos a su intimidad como en el control de la misma.

Aun así, me surgen infinidad de preguntas sobre la dirección que ha tomado este asunto, sobre el resultado que hubiera producido si el blogger hubiera sido menos conocido, o, por ejemplo, sobre el beneficio que puede generar el relato de su experiencia.

¿Será, como dice el propio autor, que hay más ventajas que inconvenientes y que esta actitud puede beneficiar tanto a quien lo cuenta como a quien decide escuchar y compartirlo?.

By revealing my cancer, I realise benefits, and so can society: if one man’s story motivates just one more who has the disease to get tested and discover it, then it is worth the price of embarrassment. If many people who have a condition can now share information about their lifestyles and experience, then perhaps the sum of their data can add up to new medical knowledge. I predict a day when to keep such information private will be seen by society as being selfish.