Inteligencia intuitiva en la red

cruce de caminos

Cognición rápida, inconsciente adaptativo o primeras impresiones son algunos de los conceptos que utiliza Malcom Gladwell en su libro “Inteligencia intuitiva”, el cual he podido terminar de leer en esta semana. Digno de recomendación.

Todas sus explicaciones sobre la toma de decisiones y sobre el tiempo y esfuerzo que empleamos para realizar juicios instantáneos fundamentan nuestra capacidad para aprender de la experiencia rápida, de nuestras reacciones instintivas e inconscientes. Y además observo que tiene una aplicación directa en nuestra forma de navegar por la red. Me explico.

Gladwell, periodista de la revista The New Yorker, advierte de la importancia que tiene conocernos y conocer nuestro comportamiento más inmediato pues es tan importante como nuestro análisis más racional y reflexivo.

Las decisiones que tomamos a cada segundo en nuestra vida pensamos que están sustentadas en el consciente más absoluto y, sin embargo, muchas de ellas las tomamos en uno o dos segundos, instintivamente, inconscientemente, con muy poca información, sin que por ello resulten malas decisiones. Aprendemos a elaborar juicios rápidos con escasa información y eso es lo que nos permite continuar actuando como seres humanos. Pero vayamos a ejemplos directos.

En poco más de media hora y sin mucho esfuerzo, podemos llegar a visitar un número muy elevado de sitios web buscando datos e información muy precisa. Cada movimiento del ratón, cada salto a una nueva pantalla supone una reacción convincente, segura pero, en muchos casos, alimentada por nuestro instinto. Sin duda influyen muchos factores en el momento de tomar una decisión como la colocación de elementos, el reconocimiento de patrones, el juego de tamaños visuales, incluso nuestra forma de leer en pantalla (en este sentido los estudios de eyetracking tienen mucho que decir).

Pero la realidad es que es nuestro inconsciente adaptativo el que se encarga de procesar sigilosamente todos los datos que se muestran en contexto y los va almacenando en nuestra memoria, preparándolos para la cognición rápida.

Cuando entramos en nuestro correo seguimos todos los pasos con mucha soltura porque constituye una tarea aprendida, automatizada. Escribir nombre de usuario y contraseña, abrir un correo, borrarlo, escribir uno nuevo. Todo es fácil.

Pero de la misma manera al visualizar un sitio web elaboramos una primera impresión, basada en toda nuestra experiencia, en los datos recogidos durante muchas horas de navegación, que nos permite realizar un juicio instantáneo sobre la calidad de dicho sitio, la credibilidad de la información que contiene, o la probabilidad de ofrecernos lo que buscamos.

He extraído algunas frases de Gladwell, algunas ya conocidas y otras no tanto, que pueden ayudarnos a entender más a nuestros usuarios:

-No hay manera de que los ojos no influyan en tu juicio (p. 259)

-Se puede extraer una enorme cantidad de información significativa a partir de una mínima cantidad de experiencia (p. 248).

-Cuando tomamos una decisión en una fracción de segundo somos muy vulnerables a dejarnos llevar por nuestros estereotipos y prejuicios (p. 239).

-La excitación produce ceguera mental (p. 236). No me sean mal pensados.

-Con la experiencia aprendemos a usar nuestro comportamiento y nuestra formación para interpretar y descodificar lo que hay detrás de nuestros juicios instantáneos y primeras impresiones (p. 189).

-Cuando somos expertos en algo, nuestros gustos se vuelven refinados y complejos. Lo que quiero decir es que los únicos que pueden confiar de verdad en sus reacciones son los expertos (185).

-Sobrecargar de información a quienes deben adoptar decisiones no le facilita las cosas (p.149).

-Utilizaríamos la sabiduría, la experiencia y el sentido común de nuestra gente (p. 127).

-Necesitamos aceptar que es posible saber sin saber por qué y que, a veces, éste es el mejor camino (p. 61).

5 respuestas a "Inteligencia intuitiva en la red"

  1. Internet es un pañuelo. Buceando en Internet encuentro interesante artículo ¡de un profesor de mi facultad! Me compraré el libro por Reyes. Qué bien estaría tener un nivel suficiente de inglés como para leer The New Yorker…

  2. He estado navegando por tu bitácora. Muy interesante
    el tema de Paul Watzlawick. También he buceado en el mágico número siete. He visto el vídeo «Ayuda de escritorio» que es verdaderamente genial. He visitado también «cuts», jumptv, adn.tv, etc.

    No sé si este comentario está en su sitio debido pero de todas maneras, muchas gracias por lo que he aprendido. Hasta el martes en la clase de «Nuevas Tecnologías» de la Universidad de la Experiencia.
    Pedro Carcedo

Los comentarios están cerrados.