El maravilloso livery de clickair

Mientras hacemos el esfuerzo por acostumbrarnos a escribir clickair evitando posibles y razonables confusiones con clicair, clic air o click air (u otros que se le ocurran) la nueva compañía despega con un modelo de negocio ya conocido y una marcada estrategia que pinta bonito. Tan bonito como su «livery web» (livery es el término que se utiliza para designar el esquema de pintura e identidad de marca) que a primera vista es limpio y muy racional.
Activa desde el 7 de septiembre de 2006, su despegue veloz y espectacular se ha basado en una oferta de lanzamiento supuestamente dudosa (o dicho de otro modo, propia del funcionamiento publicitario de este tipo de compañías) de plazas a 5 euros.

Desde megustaelturismo se ha hecho un seguimiento al detalle de la evolución de clickair desde que se comunicó publicamente su creación, a mediados de julio y se puede descubrir que los deberes los han hecho muy bien y siguiendo las directrices del «profesor Iberia».
Hay que recordar que esta compañía cuenta con un quinteto accionarial equilibrado (ACS con Cobra, Iberia Líneas Aereas, Iberostar, Nefinsa, Quercus Equity) que inicialmente confirma que la apuesta es potente.

Pero volviendo al asunto web y sin mucha prodigalidad, se oberva que la simplicidad y consistencia del diseño se consigue precisamente por la frescura de un nacimiento inicialmente pensado. Pero empiezo a vislumbrar un iberia.com.segundaparte. Vamos, la planta de «Oportunidades» de una compañía que necesitaba meter la cabeza en el low cost.

instrucciones en vuelo de clickair

A falta de los clásicos carteles valla publicitaria de Iberia me parece que todo marca la misma evolución. Es de agradecer que la forma de comunicación siga este formato y no la locura colorista de compañías como ryanair pero me hubiera gustado encontrarme con algo nuevo, diferente, innovador. Dudo mucho que consigan mantener la estructura, organización y simplicidad de su diseño porque todos sabemos que esta parte del mercado on line es muy exigente pero…ojalá me equivoque. También es cierto que es pronto para evaluar un espacio de reciente creación y con contenido ajustado.
A proposito, el eslogan podría haber sido: «Que pasa cuando clickair se cruza en tu vida», porque el parecido razonable de su logo con el de la Fundación Caja Duero es cuanto menos llamativo. Pero los parecidos son inevitables.