Inicio » De la trasferencia a la asimilación de información en el aula

De la trasferencia a la asimilación de información en el aula

Hablaban ayer en ReadWriteWeb de la innovadora metodología de enseñanza aplicada por Eric Mazur (@eric_mazur), profesor de física de la Universidad de Harvard, basada en focalizar el tiempo en el aula y lograr que los estudiantes profundicen en aspectos esenciales, reales y cercanos a su mundo, dejando así que la transferencia y el consumo de información sea una labor externa al aula y, por tanto, menos gestionada y atendida por el profesor.

butacas aula

Educators need to transfer information, he said, but students also need to do something with this information to make it stick—not simply parrot it back during a test, but actually assimilate it and take ownership of it, so they can apply this knowledge in a different context. If students can’t do that, he said, then they haven’t really learned anything.

Siguiendo los argumentos de Mazur, si un estudiante es incapaz de aplicar lo aprendido a nuevos contextos, entonces es que no ha aprendido nada. Por esa razón este profesor, autor del libro Peer Instruction: A User’s Manual, propone sacar del aula la parte más fácil del proceso, la transferencia de información, y comenzar a trabajar la comprensión y la asimilación de información a partir de dinámicas de grupo donde las tecnologías, en este caso el software construido junto a otros colegas de Harvard llamado Learning Catalytics, tienen mayor protagonismo y estimulan el proceso de aprendizaje.

El pasado mes de julio Mazur puso en práctica su metodología en una conferencia sobre tecnología educativa en Boston (grabada en vídeo, comienza en el minuto 16)  e insistió en la necesidad de hacer el aprendizaje más dinámico dejando a un lado «la clase tradicional» (Ending the ‘tyranny of the lecture’).

La solución propuesta con Learning Catalytics se basa en preparar un conjunto de cuestiones (ConceptTest) y dejar que los alumnos, después de un tiempo de debate, marquen su respuesta utilizando el dispositivo que deseen utilizar en el aula (ordenador, móvil, tabletas…).

El profesor obtiene en el momento los resultados y puede saber qué porcentaje de estudiantes ha acertado y qué porcentaje ha fallado, incluyendo su posición en el aula. De esta manera si el porcentaje de respuestas correctas no es significativo se puede incidir en la pregunta ofreciendo más detalles o aclaraciones.

Learning Catalytics

La herramienta se presenta como un nuevo servicio de la Universidad de Harvard. Sin embargo el trabajo de Mazur comenzó hace muchos años y tengo la impresión que se ha visto obstaculizado en más de una ocasión por la resistencia del propio sistema a realizar cambios en los procesos de enseñanza y aprendizaje ya establecidos.

Un breve recordatorio y una adaptación de la metodología al uso de las nuevas tecnologías puede que sea suficiente para volver a propiciar el debate, que esta vez coincide con los cambios que estamos viviendo con el Espacio Europeo de Educación Superior.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *